Blogia
malkotxu

Vuelvo a volver...

Vuelvo a volver...

Exacto. Vuelvo a volver, una vez más, como tantas otras... Esta vez también vuelvo con el propósito de quedarme durante más tiempo. Sé que no son muchos los que solían leerme, pero quizá a algun@ le alegre verme de vuelta. Seguiré contando cómo va esta vida en blanco y negro en la que, afortunadamente, de cuando en vez cae algún chorretón de color.

Para la gente que me seguía por aquí y con la que no tenía contacto alguno, os pongo al día de lo qué han sido mis últimos meses de vida. No han pasado cosas importantes, la verdad, se me han frustrado algunos planes, como siempre, y ahora me vuelvo a encontrar en esa maldita encrucijada tan familiar, sin saber si seguir hacia un lado u otro, aunque reconozco que más de una vez me he planteado volverme para atrás.

Mis planes de irme a Londres iban perfectos hasta que el azar, el destino, o vaya usted a saber qué, les dio la vuelta y me los tiró por el suelo. Conclusión: en marzo termino el curso, me queda un mes de estrés y su correspondiente estrés postraumático; después, me quedan tres meses de prácticas en empresa por delante, que finalmente haré en Pamplona. Y después... Espero recaer en una empresa en la que no haya EREs ni historias, que la crisis les haya afectado de manera positiva y puedan darme un trabajo estable y de lo mío. O sea, que espero que me toque la lotería. Crucen los dedos y aprieten el culo, señores, que la menda necesita trabajar y hacer vida de adulta, salir del instituto, dejarse de apuntes, clases donde la gente no tiene más motivación que pasar el rato hasta que puedan salir a pasear en el coche que papá les ha comprado... En fin, salir de todo esto.

Por el resto, pocas novedades... Sigo compartiendo piso y sigo buscando compañeros nuevos cada dos por tres, que parece que todo el mundo viene de paso. Eso sí, M. y yo tenemos pensado largarnos las dos. Un apartamento chiquito, acogedor y BARATO en el Casco Viejo de Pamplona sería genial. Se admiten sugerencias y ofertas. Aunque el paro no ayude mucho, espero salir de esta.

La misma gente, los mismos sitios (aunque cierran nuestro local favorito por obras, y no sé qué va a ser de nosotras), los mismos horarios, el mismo salir corriendo cada sábado al mediodía para coger el bus e irme al pueblo a trabajar de ilegal durante doce horas el sábado y otras doce el domingo. Sí, ilegal. Pero, amigos míos, si una hace las cosas por lo "legal", no vive, y hay alquileres y facturas que pagar. Lo de comer y eso parece ser secundario en estos tiempos que corren.

Sé que hay gente que está peor que yo, y gente que está mejor. Yo me quejo, porque no estoy agusto y porque me da la gana. Supongo que un compañero de fatigas ayudaría, pero ese tampoco aparece por ningún lado... Sin embargo, ayer dos personas, masculinas las dos, me dijeron que estoy muy guapa, y mira, esa frivolidad me alegró un poquito la existencia. Chorretón de color en mi vida en blanco y negro.

 

Mientras tanto, quién sabe, a lo mejor hoy vamos a tener un buen día...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres