Blogia
malkotxu

Año nuevo, blog nuevo...

Después de abrir los paquetes y regalos varios de los Reyes Magos, después de intentar coger aire por última vez después del atracón de rosco y turrones, después de decidir que hay que guardar de nuevo todos los adornitos navideños y trastos varios que hemos desperdigado por toda la casa, nos sentamos, suspiramos, y volvemos a pensar en esos propósitos de año nuevo que nos hacemos cada nochevieja.

Es curioso esto del cambio de año. La noche del 31 de diciembre, madrugada del 1 de enero, da igual de qué año, nos parece la más mágica. Nos comemos las uvas, metemos un anillo de oro en la copa de cava, llevamos ropa interior de color rojo y un objeto de madera encima. En Italia comen lentejas, una amiga mía dice que trae buena suerte pasar por debajo de la mesa mientras suenan las campanadas y mi prima se atraganta hasta ponerse de color morado, porque no le gustan las uvas y engulle doce trocitos de turrón de Jijona. En esa noche que se nos antoja crucial en nuestras vidas, pensamos que todo lo malo se quedará con el año que se va, que el nuevo año es en realidad una nueva etapa, que todo irá bien, y que los próximos doce meses sólo nos traerán alegrías, ilusiones y sueños cumplidos.

Algunos se van de cotillón, y conocen una persona increíble, con la que probablemente compartirán el fin de año para siempre. A otros les toca la lotería del Niño. Otros reciben por Reyes el regalo que más ilusión les hacía. Y ya está. Sí que era cierto, el año nuevo sólo iba a traer felicidad. Pero, para la gran mayoría, entre los que me incluyo, todo ha seguido exactamente igual. Ningún golpe de suerte en los primeros seis días del 2008 que nos haga pensar que todo será jauja. Los mismos líos familiares, la misma soledad cada noche, los mismos problemas en el trabajo... La noche del 31 de diciembre, madrugada del 1 de enero, da igual de qué año, simplemente es una noche más. Una noche en la que tenemos carta blanca para hacer excesos, para reír, para soñar. Pero una noche más. Sólo cambiamos un número en el calendario y, como mucho, añadimos un día al mes de febrero. Nada más.

No quiero pecar de desesperanzada, antinavideña o antiilusiones. Es sólo que me frustro y me pico y no respiro. Pero, os contaré un secreto. Al final de cada año, hago mi lista de buenos propósitos y me digo a mí misma al oído que este año todo será mejor, que encontraré mi camino, mis sueños y la felicidad que tanto anhelo. Y, aunque sea 6 de enero y vea que todo sigue igual, miro el calendario y veo que aún me quedan 360 días para sonreír y ver que todo va bien. Y al final, volveré a hacer mi lista de propósitos y, como siempre, el primero será el de "Nunca perder la esperanza". Este año, gracias a una gran amiga, segunda mami que tengo por ahí, he añadido un propósito más a mi lista: crear y llevar un blog.

No sé si seré capaz, si seré constante, o si a veces consideraré mis días lo suficientemente interesantes (en cualquier sentido) como para sentarme aquí y contarlo. Lo pienso intentar. Como nuevo propósito de año nuevo.

Así que nos veremos por aquí. Os deseo un 2008 inmensamente feliz y, sobre todo, lleno de esperanza.

 

Miren.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Atxu -

Que bien lo has explicado, cierto es... el 31 de Diciembre, por alguna razon inexplicable, es una noche mágica... Y despues de esa noche, vuelta a la realidad.. Pero así es la vida, también está bien tener noches de esas, no? donde solo te acuerdas de lo bueno, que bastante dura es la vida, para que encima no nos dejen ni disfrutar de esa noche..
Me encantan tus nuevos propositos para este año y sabes que siempre estaré aquí para hacer todo lo que pueda por cumplirlas.
FELIZ AÑO 2008 para ti también, que la ilusion nunca falte! y recuerda!
"biyer ere argituko du egunek!"
Maite zaitut prexioxi, un besazo

Meigo -

Bienvenida a este mundo del Blog. Lo haces bien y lo harás mejor. Tienes razón en ese momento de noche mágica del 31, donde se cierra el desván donde están los problemas y los recuerdos. Se tiran en la copa de cava y ala... Es cierto pasa ese día y todo sigue igual, pero ¿ha que ha valido la pena ese momento de desván cerrado?
Un beso muy fuerte, no dejes de escribir, aunque sea como yo un día a la semana, pero no lo dejes.
Un beso y feliz año
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

terremoto-61.blogia.com -

Uiss con la emociòn se me ha olvidao decirte que me ha encantadooooooooo, ves como no es tan difìcil mi niña? ;)èste serà el primero de muchos màs, llenos de tì y tus cosas, donde aprenderàn a verte como eres y a quererte como yo te quiero desde hace tantos años.

Muaksssssssssssss

terremoto-61.blogia.com -

Mi niña...BIENVENIDA a èste mundo de los blogs, donde cada uno escribe lo que quiere, cuenta sus historias, disfruta de una nueva forma de leer y conoce gnete maravillosa.

Suerte en èsta nueva andadura y ya veràs que te traerà muchas satisfacciones.

Que en èste Nuevo Año, tus sueños sean realidades y que tus propòsitos los vayas cumpliendo poco a poco.

Feliz 2008 y lo dicho mi niña......SUERTE Y ENHORABUENA

Miles de besitos, llenos de cariño de tu cibermami.



Nunc
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres